Los compresores de aire a tornillo estacionarios cuentan con cabina de insonorización incorporada para mayor seguridad y reducción del nivel de ruido por debajo de 65 dB (A).

Disponen, además, de garantía de fábrica de 12 meses y de stock permanente de repuestos originales.