whatsapp

¿Cómo puedo bajar los costos de mantenimiento de mi grupo electrógeno?

9 como puedo bajar los costos de mantenimiento de mi grupo electrogeno

El mantenimiento de los grupos electrógenos es una tarea que no puede omitirse y debemos ejecutarla para garantizar la operatividad plena del equipo, sobre todo cuando más se lo necesita.

No obstante, existe una serie de rutinas de mantenimiento que permiten evitar costos imprevistos a las empresas.

Estas rutinas pueden englobarse en dos grupos: por un lado, revisiones técnicas de rutina (inspecciones y chequeos de la maquinaria) y por otro lado gestiones administrativas (contratar servicio o abonos de mantenimiento preventivo en tiempo y forma).

Si en tu empresa puedes lograr una correcta gestión entre ambas áreas, podrás, por un lado, identificar correctamente la necesidad de mantenimiento, como así también solicitarla en tiempo y forma al proveedor de servicio.

 

Inspección visual y chequeos

Una de las rutinas más simples y efectivas para lograr una correcta gestión de mantenimiento en la empresa es realizar inspecciones oculares, diarias o semanales, del grupo electrógeno.

Desde revisar la correcta apertura de puertas del gabinete hasta la revisión de líquidos y fluidos del motor, revisando que no haya fugas o pérdidas, pasando por el control de las baterías de arranque, por mencionar algunos puntos de chequeo.

Estas rutinas de inspección nos permitirán obtener información detallada del equipo y prever los primeros controles o correcciones en caso de ser necesarios.

 

Abono de mantenimiento: en qué casos conviene y por qué

En el caso de grupos electrógenos en flota o de administraciones de consorcio de edificios, por citar los casos más comunes, suele ser aconsejable contratar un abono de mantenimiento preventivo.

Es el caso ideal de empresas que no cuentan con personal de mantenimiento o interlocutores idóneos que puedan identificar fallas o inconvenientes a tiempo con el grupo electrógeno.

Así, la empresa contratada con el abono realiza una inspección periódica (por lo general, de forma mensual) y obtiene la información necesaria para presupuestar y realizar los servicios en tiempo y forma, evitando urgencias con el grupo electrógeno.

De esta forma se garantiza la operatividad plena del equipo, cuando más se lo necesita, como en el caso de cortes de luz o por paradas programadas.

Otra de las grandes ventajas de los abonos de mantenimiento preventivo es que permiten bajar los costos de servicio por urgencias y, en el caso de los consorcios de edificios, es un gasto que puede distribuirse de forma equitativa entre los propietarios y liquidarse junto con los gastos centrales.

Por lo general, se facturan en pesos y no representan un gasto mayor para las empresas.

 

¿Te ha sido útil la información obtenida hasta aquí?

Solicita un presupuesto personalizado para grupos electrógenos haciendo clic a continuación.

¿Te gustaría conocer más acerca de Grupos Electrógenos?

Descarga la Guía Profesional sobre Grupos Electrógenos y contacta a nuestros profesionales ante cualquier duda sobre estos equipos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *