¿Cuál es la relación entre el aire comprimido y los HP del compresor?

Un mayor caballaje o potencia del compresor no siempre es equivalente a un mayor caudal de aire comprimido de calidad.

Algunos compresores están clasificados en la potencia máxima del motor eléctrico y otros en la potencia en funcionamiento del motor.

La potencia máxima, o potencia desarrollada, es la potencia más alta que logrará el motor eléctrico del compresor justo antes de bloquearse, también conocido como par de ruptura.

Por otra parte, los caballos de fuerza son la verdadera potencia del motor eléctrico, dado que esta es la fuerza que se mantendrá durante el uso normal del compresor.

Los compresores de aire clasificados según los HP de motor brindan más caudal (CFM) que un compresor de aire clasificado de la otra manera, porque lo que miden es precisamente el poder del aire comprimido y no el esfuerzo máximo del motor eléctrico.

En este punto es importante recordar que cuando buscamos un compresor de aire, lo que necesitamos precisamente es producir aire y no caballos de fuerza.

Las herramientas neumáticas, por mencionar un caso común, requieren un volumen de aire comprimido (CFM) a una presión específica (psi) para funcionar, no requieren una potencia específica.

¿Cuáles son los factores a tener en cuenta para elegir un compresor de aire?

Los principales factores para considerar técnicamente a la hora de elegir un compresor de aire son los siguientes:

  • Tipo: estacionario, portátil con ruedas, transporte de mano, montaje en camión, compresor desnudo, una etapa o dos etapas.
  • Volumen de aire: es clave conocer el caudal de aire que requieren el conjunto de máquinas y herramientas neumáticas y que deberá ser entregado por el compresor. Este caudal se mide en metros cúbicos por minuto (m3/min) o en pies cúbicos por minuto (CFM). Otro factor asociado al caudal que debemos conocer es la presión, expresada en bar o en libras por pulgada cuadrada (psi).
  • Tamaño del tanque: el tanque es un “pulmón” que almacena aire de reserva, no ayuda al compresor a hacer más aire. Un tanque más grande no puede ayudar si la unidad compresora es ineficiente o demasiado pequeña.

Pasos para una elección correcta

A la hora de dimensionar un compresor de aire para una instalación, te recomendamos repasar el siguiente plan de trabajo:

1) Encuentre el caudal de aire requerido por las herramientas neumáticas que operará, expresado en metros cúbicos por minuto o en CFM.
2) Identifique la presión de trabajo requerida por las herramientas neumáticas que operará. Si se trata de herramientas neumáticas, ésta por lo general es de 90 psi.
3) Compare estos requisitos con el rendimiento del compresor de aire informado por el proveedor o fabricante del equipo.
4) Para obtener el mejor rendimiento de la herramienta neumática, te recomendamos elegir un compresor con al menos una vez y media más CFM de lo que requiere la herramienta neumática.

Por ejemplo, si una llave de impacto de ½ “requiere 4.0 CFM a 90 psi, entonces el compresor de aire utilizado para operar la llave de ½” debe entregar 6.0 CFM a 90 psi. No obstante, si planea utilizar más de una herramienta al mismo tiempo debe sumar el caudal total.

Tenga en cuenta que las herramientas neumáticas, tales como amoladoras, lijadoras y arrastradores de arena, se consideran herramientas de funcionamiento continuo y requieren un compresor de aire que proporcione buena cantidad de aire.

Volumen y caballos de fuerza

En conclusión, lo que realmente maneja tus máquinas y herramientas es el volumen o caudal de aire comprimido que entrega el compresor, no los caballos de fuerza de éste.

Los compresores de aire más eficientes producen consistentemente mayores volúmenes de aire entregado, permitiendo de esta forma un ahorro en los costos de energía para las empresas.

En la práctica, los caballos de fuerza de un motor pueden ser interpretados de diferente manera. Por este motivo, la calificación de potencia del motor no debería ser el factor decisivo en la elección del compresor.

CONDOR GROUP

Autor: CONDOR GROUP

Nuestro origen familiar y una fuerte vocación por entregar soluciones confiables nos han permitido desarrollar una visión comprometida con los resultados. Justamente por este motivo desarrollamos un blog con consejos y recomendaciones para potenciar la performance de nuestros clientes industriales. ¡Esperamos que lo disfrutes!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *